miércoles, 26 de agosto de 2009

La Calle (6)

Las palabras, luego de ser empujadas por resoplos, caen, después de planear un rato junto al polvo, en los canteros. Hacen con sus garras un hoyo y se entierran a sí mismas.
Encaminados hacia algún lugar, si la oreja es la que camina, pueden ser escuchados algunos debates incomprensibles.

4 comentarios:

Guadalupe dijo...

Así nacen las flores,los pastos y la maleza...entons si uno tiene desarrollada su audición, las escucha quejarse por su abandono.

Darío Levin dijo...

palabras como hojas de otoño, que caen sin saber, sobre la vereda o sobre un papel, y terminan fórrando de sueños e imágenes la mente de un transeunte.
saludos!! cada vez me gusta mas esto...

Férguson Calviño dijo...

Buenas visitantes.
Hoy es un día disitinto gracias a vuestra visita!

||descascarado dijo...

Si sr, me gustó!