miércoles, 26 de agosto de 2009

La Calle (5)

Ensimismados vamos dejando nuestra estela de humo incoloro. Las baldosas, las más perjudicadas, son alérgicas.

1 comentario:

Guadalupe dijo...

las baldosas se quejan: de los perfumes insoportables y tambien de los gases inadvertidos, pero lo que más les molesta es la caca de perro en los zapatos.